En todo momento estamos estudiando las diferentes estrategias que emplean nuestra competencia para conseguir acercarse a los consumidores. También analizamos las que se centran en solamente ganar dinero.

Hay una que aborrecemos completamente y es la de cuando una empresa asegura que la bolsa en la que ofrece sus aperitivos es mucho más grande pero luego, a la hora la verdad, la mayor parte de ellas se refiere a aire.

Nosotros consideramos que es una especie de engaño ya que el cliente, en todo momento, pensar que va a tener más cantidad de producto pero luego, en el momento en el que abra la bolsa, se dará cuenta de la gran estafa.

Sin embargo, a nivel legal no se considera una estafa porque este cambio está reflejado en un escrito la propia bolsa… sólo que muy raramente el cliente lo lee.

Nosotros hemos decidido aprovechando de esta tendencia y hemos creado nuestras bolsas en un tamaño mucho más grande. Ahora bien, hemos introducido el mínimo aire posible, sólo para conseguir que el producto se encuentre las mejores condiciones.

De esta forma conseguiremos mayor cantidad de producto al mismo precio.