En los últimos años hemos recibido toda una serie de informes contradictorios que, o bien se encargan de determinar que los frutos secos son muy buenos para la salud, o bien que presentan algún tipo de problema implicado en el desarrollo de enfermedades futuras. Debido a todos estos informes hemos tenido que estar en contacto directo con nuestros abogados

www.lizanabogados.com,

www.abogado-matrimonial.es y

www.despachos-abogados.net

para que ellos se pudieran encargar de limpiar nuestra imagen frente a los medios.

Sin embargo, llegamos a un día en el que decidimos que íbamos a salir de dudas y para ello contactamos con un laboratorio externo a nuestros servicios con el objetivo de que ellos se encargasen de analizar el verdadero valor de estos frutos secos para el cuerpo.

Estábamos deseosos de saber la verdad: en el caso en el que realmente fueran nocivos, lo queríamos saber para así elaborar algunas estrategias y evitar problemas de cara al futuro. Ahora bien, nosotros estábamos plenamente convencidos al 100% de que no tendríamos ningún tipo de problema.

Los resultados del estudio tardaron un par de meses en llegar pero, en cuanto hicieron, descubrimos que eran sanos. De hecho, algunos frutos secos, siempre y cuando no tuvieran una cantidad de sal elevada, son muy buenos para prevenir enfermedades de carácter cardiovascular (que, como ya sabes, se considera una de las primeras causas de muerte a lo largo de todo el mundo).

Es cierto que había algunos tipos de frutos secos que no se consideraban para el consumo por su elevada cantidad de sal así como de grasas. Nos centramos en ellos para saber cuáles teníamos que eliminar y cuáles dejar y así conseguir productos que fueran saludables en un porcentaje del 100%.